5 consejos de mantenimiento para el coche en invierno

5 consejos de mantenimiento para el coche en invierno

Las bajas temperaturas, la lluvia, la nieve y el hielo hacen que sea muy recomendable hacer una revisión del coche en invierno. Aquí tienes 5 consejos para ponerlo a punto.

No importa si vas a hacer un largo viaje o si simplemente vas a hacer las tareas del día a día, cuando llega el invierno es importante tener el coche a punto para evitar cualquier tipo de sorpresa.

1. Revisa los niveles de líquidos

Líquido refrigerante, aceite, líquido de frenos, limpiaparabrisas… Acuérdate de medir todos estos líquidos del coche en un lugar llano y con el motor frío. Respecto al líquido lavaparabrisas, lo recomendable es utilizar uno basado en etilenglicol, puesto que se evapora más fácilmente.

2. Comprueba la batería

La batería es uno de los componentes del coche que más sufre con los cambios bruscos de temperatura. De ahí que sea muy aconsejable revisar el estado de carga con un polímetro. Especialmente si hace tiempo que no se mueve el coche y se va a hacer un viaje largo. En caso de que no esté dentro de los baremos adecuados, lo recomendable sería cambiar la batería del coche.

3. Neumáticos y frenos

En condiciones adversas los neumáticos y frenos son esenciales para mantener el control del vehículo y poder detenerlo con seguridad. Comprueba que las pastillas de freno y, en especial, el desgaste de los neumáticos. En este caso, también es recomendable llevar un juego de cadenas en el maletero por si cae una nevada. Si vives en una zona donde hay mucha lluvia o nieva con bastante asiduidad quizás quieras plantearte la compra de unos neumáticos de invierno.

4. Las luces, siempre a punto

En invierno las horas de luz se reducen de forma considerable. A eso hay que sumarle la reducción de visibilidad que puedan causar la lluvia o la niebla. De ahí que sea esencial revisar el sistema de alumbrado: bombillas fundidas, reglaje de faros…

5. No te olvides de los accesorios de invierno

En esta época es recomendable llevar a bordo algunos accesorios como un rascador de hielo para el parabrisas, unos guantes impermeables (o de goma), una linterna (con pilas de repuesto), así como un botiquín y una manta térmica. De esta forma estaremos seguros de contar con todo lo necesario para hacer frente a cualquier situación. Desde un parabrisas congelado, hasta una nevada.


Viajes a donde viajes, recuerda en conducir con mayor precaución y salir con antelación para tener tiempo para calentar el vehículo, quitar el vaho o hielo del parabrisas o colocar las cadenas.

Si necesitas un coche no dudes en alquilarlo en Just Drive. Te ofrecemos los mejores precios, todas las opciones de pago, kilometraje ilimitado y seguro a todo riesgo con franquicia.