Cinco carreteras para disfrutar conduciendo sin salir de España

Cinco carreteras para disfrutar conduciendo sin salir de España

Cinco rutas por carretera para aquellos que disfrutan subiéndose al coche, sin rumbo fijo, apreciando el paisaje mientras su canción favorita suena de fondo.

Aunque la mayoría de personas elige sus rutas en coche según lo cómodas que resulten o lo rápido que les lleven a su destino, hay veces en las que te apetece coger el coche y disfrutar de cada curva. Hablamos de esas carreteras en las que el viaje importa tanto como el destino, en las que el paisaje te deja sin palabras, en las que te sientes como el conductor de ese anuncio de coches.

Para esos momentos, están estas cinco carreteras para disfrutar conduciendo sin salir de España.

Los puertos de Opacua y Urbasa

Puede que la forma más rápida para llegar desde Salvatierra hasta Alsasua sea por la A-1, pero desde luego es mucho más divertido y emocionante coger la A-2128 para subir el puerto de Opacua para después enlazar con la NA-718 que atraviesa el puerto de Urbasa. Una ruta increíble que recorre el Parque Natural de Urbasa y Andía en la que no sólo se disfruta conduciendo si no también de la naturaleza.

De Zumaia a Zarautz, una ruta por la costa

La N-634 a su paso por Zumaia, Getaria y Zarautz es una carretera de película que recorre estas tres localidades guipuzcoanas al borde del mar cantábrico. Un recorrido de apenas 11 kilómetros de los que se disfruta todas y cada una de las curvas.

Valle del Jerte

Aunque su máximo esplendor es mientras los cerezos se encuentran en flor, lo cierto es que esta ruta por el Valle del Jerte te hace disfrutar conduciendo pases en la época del año que pases. Partiendo desde Plasencia por la N-110, y tras cruzar por Casas del Castañar, comienzas a ascender por Cabrero hasta llegar a los 1.175 metros en los que se encuentra Piornal. Una vez allí no dudes en parar en la Cascada del Pozo en la Garganta Bona antes de llegar hasta Jerte.

Desfiladero de La Hermida

Justo en la frontera entre Asturias y Cantabría se encuentra la N-621 que sigue el cauce del rio Deva para hundirse en el Desfiladero de La Hermida. Una de esas carreteras para disfrutar conduciendo sin salir de España en la que recorrer profundas gargantas y enormes paredes de roca caliza que llegan a superar los seiscientos metros de altura.

La serpiente de Sa Calobra

Aunque la mayoría viaja a las Islas Baleares para disfrutar de su clima y sus playas, lo cierto es que también tiene algo de diversión para los que les gustan conducir. Partiendo desde el embalse de Gorg Blau por la MA-2141 hasta llegar a la cala de Tunet o el pueblo de La Calobra tienes 13 kilómetros repletos de curvas en un paisaje abrupto y rocoso. El punto álgido es, sin duda alguna, el Nus de sa Corbata (nudo de la corbata), donde la carretera pasa por debajo de sí misma.


Si necesitas alquilar un coche para recorrer cualquiera de estas cinco carreteras para disfrutar conduciendo sin salir de España en Just Drive puedes alquilar el vehículo que necesitas por días o por horas, con todo incluido y sin límite de kilometraje al mejor precio.