¿Sabías quién inventó la máquina de renovar el carnet de conducir?

Seguro que te ha tocado o te tocará dentro poco, renovar el carnet de conducir es algo de lo que no nos libramos ninguno. Pide cita, acude al examen psicotecnico, y tras manipular un poco una máquina que parece sacada de otro siglo nos dicen que estamos capacitados para seguir conduciendo. Pero esto no siempre ha sido así. Hubo una época en la que las cosas se hacían de diferente manera y un joven hace casi 40 años revoluciono la forma de hacerlo.

Tenemos que viajar hasta el año 1982 para averiguar que fue un estudiante de Ingeniería de telecomunicaciones  de Madrid de 22 años quién pensó que estos modelos del momento, muy costosos y enormes (ocupaban 50 metros cuadrados costaban 15 millones de pesetas del momento) estaban muy anticuados ( lo mismo que podemos pensar nosotros hoy en día).

Fernando Ortiz, estudiante en ese momento consiguió concentrar todas las funciones del sistema ya anticuado en el momento en un ordenador que encima era de fabricación española, un Dragon 32.

Fernando lo intentó varias veces hasta que consiguió desarrollar un modelo totalmente electrónico. Él, el inventor, buscó la ayuda de un socio inversor que apostó por la idea y la ayuda que le prestó su padre para crear su empresa. 

Con este nuevo invento se redujeron los costes considerablemente, de 15 millones a un millón y medio de pesetas y tuvo un gran éxito comercial desde el momento en el que salió al mercado. 

Como pasa con todo lo nuevo, en seguida hubo quién intentó copiar la idea y se empezaron a comercializar programas que distaban mucho en efectividad al original, pasado un tiempo la sociedad se dio cuenta de ello y comenzaron a desprestigiar la invención de Fernando. 

Tanto fue el escándalo que tuvo que intervenir la DGT, el colegio de Psicólogos y la Administración estatal. Se estipuló un decálogo de requisitos que debían de cumplir estos instrumentos y se comenzaron a pedir homologaciones. 

Tras la formalización de todos estos procesos de las 22 empresas que habían surgido durante el boom de esta maquinaria tan solo seis quedaron aprobadas y homologadas oficialmente. 

 

La próxima vez que tengamos que renovar nuestro carnet de conducir sabemos apreciar el esfuerzo que supuso para algunos ayudar a que este tipo de trámites avanzasen, y ya no pensaremos que estas máquinas forman parte de la prehistoria. 

 


Si necesitas alquilar un coche para viajar en Just Drive te ofrecemos los mejores precios, todas las opciones de pago, kilometraje ilimitado y seguro a todo riesgo con franquicia.